Ambas normas quedan ahora pendientes de publicación en el Boletín Oficial del Estado.

Tal y como adelantamos en exclusiva en el BDS el pasado 13 de mayo, la primera de las modificaciones responde a la necesidad de que, desde julio, todos los vehículos terrestres automóviles con matrícula española asegurados en España pasarán a estar cubiertos por el seguro de riesgos extraordinarios, aun cuando no tuvieran contratada una cobertura de daños propios. Este cambio legal viene regulado por LOSSEAR.

En cuanto a la rebaja del recargo para la financiación del fondo de garantía del seguro obligatorio, que actualmente es del 2% de las primas comerciales del seguro, se reduce en un 25%, es decir, queda en el “1,5% de las primas comerciales del citado seguro obligatorio”, según se expone en la resolución del órgano de control. La reducción se aplicará a todos los contratos que se emitan o renueven a partir del próximo día 1 de julio.

Noticias relacionadas

El CCS rebajará en un 25% el recargo por sus funciones como fondo de garantía del seguro obligatorio