Desde E2000 se anima a continuar trabajando y “no aceptar como válida esta propuesta que contribuirá a cambiar radicalmente en pocos años la distribución dirigiéndose a una concentración de operadores, bien bancaseguros, bien mega-brókeres extranjeros… Consecuencia: mayor concentración de riqueza y más paro”, advierte.

Señala que la “ingente cantidad de conceptos indeterminados, comenzando por el más evidente, que es la definición de Mediación, se distancia del fin de preservar la protección de los consumidores y mejorar el principio de transparencia, como pretende la exposición de motivos, definiendo de forma clara y concreta la actividad de Mediación y el mediador se disiparían muchas dudas, tanto de índole económica, como de responsabilidad”. Apunta a que estas ambigüedades pueden producir “mucha distorsión en el mercado y la pérdida de referentes para los operadores del sector y para el consumidor”.

Además, señala la organización en su comunicado, “la propuesta no vela por los intereses de la idiosincrasia de la Mediación, que se caracteriza por operadores pequeños y medianos”. Las consecuencias, añade, “pueden ser una rápida desvertebración de la estructura económica del sector y un notable aumento del desempleo medianamente cualificado”.

E2000 considera “totalmente inadecuado” que se hable de nuevo de la necesidad de indicar la retribución y expresar el importe. “La comisión es lícita y necesaria en la intermediación empresarial. La transparencia en los negocios existe en el sector de la Mediación desde que el cliente conoce el precio final de las cosas y sus impuestos, y los empresarios han de depositar sus cuentas en el Registro Mercantil”, detalla.

Concluyen lamentando que, más que una propuesta de ordenamiento, “se convierte en un desorden práctico y en un enorme agravio comparativo”.