Además de dar respuesta a las demandas de sus asociados, ofreciéndoles una nueva solución informática para sus negocios, “muy buena para las corredurías pyme”, según apuntó Agustín Fernández, director general de la asociación, el  acuerdo también se centra en ofrecer a la correduría de E2000 Asociación “la solución  tecnológica de MPM para que pueda operar como correduría mayorista del mercado, apostando por un modelo de integración bidireccional de la información entre corredores y las aseguradoras que se hayan integrado en EIAC”. 

Se trata de una solución integral diseñada por MPM partiendo de Visual Seg, pero “paquetizada para nuestros corredores y otra para la correduría mayorista”, comentó Fernández. Además, argumentó que el proyecto tiene “mucho recorrido y mucho alcance”, a lo que añadió que “no se trata de vender licencias, sino que es un acuerdo estratégico a largo plazo dirigido a las corredurías pymes”.

 

Acompañar a la asociación en su devenir

Durante la rueda de prensa, Mónica Pons, presidenta de la asociación de corredores, reconoció que, tras haber realizado una encuesta previa al acuerdo, saben que actualmente el 30% de sus asociados están dispuestos a cambiar el sistema informático con el que trabajan e incorporar el que se les ofrezca de MPM sin que el coste que pueda tener influya en esta decisión. Pero, según comentó Isidre Mensa, director de la firma tecnológica, se espera que dos o tres años ese porcentaje se sitúe en el 80% de los asociados.

Mensa también reconoció que para su empresa este es un acuerdo estratégico a largo plazo ya que les puede permitir ganar cuota de penetración entre las corredurías pymes, donde ahora tienen un 30% de este tipo de empresas. Además el proyecto les permitirá “acompañar a la asociación en todo su devenir”; trabajarán en “ver cómo aportamos herramientas que les permitan ser más competitivos”. Para lograrlo tienen un reto: “Convencerles a todos para que estén en este modelo, ya que cuántos más estén más fácil será la integración".

Mensa afirmó sentirse orgulloso de “haber sido seleccionado tras haber analizado todo lo que hay en el mercado” y recordó que el proyecto también incluye “acompañarles en todo el proceso formativo y evolutivo”. Fernández remarcó que se trata de “una apuesta estratégica, por lo que no se necesita un número de miembros para que sea rentable, pues es un proyecto a largo; el acuerdo es un medio no un fin”. A lo que Mensa subrayó: “Nosotros sí necesitamos una masa, pero lo asumiremos”.

La aportación que tendrán que realizar los asociados que deseen incorporar a sus negocios este nuevo modelo variará en función del tipo de correduría.