Los miembros de esta organización dan empleo directo a cerca de 1.700 trabajadores, distribuidos en microempresas con una media de 3 empleados por correduría. Atienden a un millón de clientes, en 650 oficinas, e intermedian primas por valor de 750 millones de euros.