Esta tecnología permite reconocer, además de la firma, el momento y el lugar en el que se efectúa, así como datos que identifican la autoría, como la presión o la velocidad de la grafía. Los datos de nivel alto de LOPD quedan también incorporados en este proceso de firma. Además, Signaturit integra la aportación de los documentos de identidad de cada uno de los asegurados, con validaciones sobre su caducidad, autenticidad o calidad.

Esta novedad mejora y agiliza el proceso de contratación y aporta el mayor grado de seguridad a los datos de carácter personal aportados por los clientes, a los que dota de las máximas garantías legales.