De esta manera se pone en entredicho, recuerda El Colombiano, la reforma que prepara el Gobierno respecto a que la cotización para la pensión sobre el salario mínimo canalice al régimen público (prima media) y a partir de esta cantidad se dirija al ahorro individual a través de las Administradoras de Fondos de Pensiones, de manera que se acabe con los subsidios públicos a las altas pensiones. Leonardo Villar indica que “el efecto d corto plazo implicaría que después de los traslados entre ambos regímenes, las administraras privadas tendrían un detrimento de 4,1 billones de pesos (2.234 millones de dólares).

Por su parte, el vicepresidente Olivera contradice esta información y mantiene que obedece a un traslado de recursos brutos y no netos: “en nuestros cálculos, tanto lo que migra de prima media a ahorro individual y viceversa, da un efecto neto que es neutro", puntualizó. Recordó también que con la reforma se acabará la competencia entre ambos regímenes. Se mostró conciliador y señaló que “más allá de quién tenga razón, lo cierto es que las cinco AFP concentran en sus fondos 130 billones de pesos (70.859 millones de dólares) al régimen individual, cerca del 19% del PIB colombiano”. Mediante estos recursos se ha potenciado el mercado de capitales.

Finalmente, el presidente de la Bolsa de Valores de Colombia, Juan Pablo Córdoba, matizó que las “AFP son los inversionistas institucionales más importantes de los mercados. En promedio pueden estar en un 20% del total de operaciones y entre 30% y 35% en emisiones primarias", explicó.