Ahora, siete años después, ambas entidades quieren conmemorar que los empleados de DKV han colaborado con más de dos mil extracciones, una cifra que, según los cálculos de la Organización Mundial de la Salud, ha contribuido a salvar la vida de 6.000 personas y a mejorar la calidad de vida de muchas más.

Durante la celebración se han entregado diplomas conmemorativos a los empleados que han donado sangre más veces (Pablo Azar ha sido reconocido como el máximo donante de DKV, con 41 donaciones, mientras que Paco Purroy ha sido distinguido como máximo donante en general, con más de 75 donaciones). A la celebración han acudido Carmen González, presidenta de Donantes de Sangre de Zaragoza; María José Martinez, gerente del Banco de Sangre y de Tejidos; y Javier Cubría, director General Financiero de DKV SEGUROS.

Nacida como una iniciativa liderada por algunos de los trabajadores de DKV - DKV Paco Purroy, Jesús Díaz, Paco Sánchez, Eduardo Lozano y, Pedro Brusel-, la aseguradora lleva desde 1999 fomentando en sus oficinas en Zaragoza la donación de sangre.