El seguro de D&O seguirá siendo una de las modalidades de Responsabilidad Civil más demandadas, si bien se confirma la tendencia al alza de las primas para prácticamente toda clase de riesgos, y el aumento espectacular en el número de reclamaciones. Esta es la consideración final a la que se llega en el ‘II Estudio MARSH sobre el Seguro de Responsabilidad Civil de Consejeros, Directivos y Altos Cargos’, presentado en la tarde de ayer en primicia al sector asegurador en el marco de la Semana del Seguro 2009, con asistencia de representantes de la práctica totalidad de entidades y agencias de suscripción presentes en este negocio. El trabajo, cuya publicación ha sido patrocinada por Davies Arnold Cooper, fue desgranado en sus principales conclusiones por su autor, José María Elguero, subdirector de Riesgos Financieros y Profesionales de MARSH y colaborador habitual de INESE en todos los temas relacionados con la R.C.

En su intervención, Elguero reconoció que el estudio viene a llenar un hueco evidente que existe en el mercado, al no existir datos oficiales sobre este tipo de seguros, pese a ser los de mayor crecimiento dentro de las distintas modalidades del ramo de R.C. Recordó en este sentido que desde 2006 hay un 70% más de pólizas, aunque las primas se han reducido hasta en un 40% y que el número de reclamaciones se ha incrementado un 35% (sólo en 2008 aumentó la siniestralidad/incidentes un 60%). Entre la multitud de datos y estadísticas que configuran el informe, también detalló que: un total de 30 entidades suscriben el seguro de D&O, de las que 11 son americanas y británicas y 19 son entidades generalistas y agencias de suscripción; los mediadores que operan este seguro son 258, aunque los programas de D&O están liderados por tres brokers; a 31 de diciembre de 2008 el mercado se encontraba en una situación de otorgar la máxima capacidad al menor precio; el volumen de primas de D&O se estima que alcanzó el pasado año 101.289.640 euros (lo que representa el 5,3% del total de primas de R.C.), estando casi el 70% de dicha cifra en manos de 5 entidades; la prima promedio ha bajado significativamente de 12.780 euros a 7.630 euros; la siniestralidad promedio es también muy buena (del 17,28%, aunque hay compañías que tienen 0% frente a otras que llegan al 50%); y el sector inmobiliario es el que peor comportamiento siniestral presenta, fundamentalmente debido a concursos de acreedores, situación que ha sido además la primera causa de notificación de incidentes a las aseguradoras en 2008.

Durante el acto, Pablo Wesolowski, socio presidente de Davies Arnold Cooper, hizo hincapié en la importancia del seguro de D&O en su trayectoria profesional desde que este tipo de coberturas existen en el mercado español, desde 1990, con la implantación de Ley de Sociedades Anónimas. Aludió asimismo a la convulsión originada en el mercado con las sentencias del Tribunal Supremo sobre las cláusulas Claims Made y la importancia entre los siniestros del caso Banesto. Todo ello, concluyó, “a mí me ha enseñado una lección básica: de la misma manera que el Derecho no ampara a los tontos el Seguro no ampara a los delincuentes”.

Por su parte, Juan Manuel Blanco, responsable editorial de Inese, remarcó el novedoso enfoque el Estudio y la importancia que tiene la vocación anual con la que ya se presenta, “así como el espíritu de MARSH de ir ampliando sus contenidos y análisis en próximas ediciones”.