Por ello, el mejor remedio para evitar ese malestar es la prevención, pero según indica, existen ciertos aspectos clave que hay que analizar para alcanzar el máximo rendimiento y bienestar.

Entre estas recomendaciones, la aseguradora aconseja a las personas que viven en las grandes urbes que sean más rigurosos en sus hábitos pues las grandes ciudades implican mayor estrés y menos ejercicio, habiendo comprobado que las personas que viven en estas ciudades tienen un índice de masa corporal superior al recomendado y están en niveles de sobrepeso. También aconseja estudiar la ergonomía, es decir, analizar nuestro entorno laboral y cuidar la postura frente al escritorio y recuerda la importancia de la hidratación como clave, siendo lo recomendable beber entre uno y dos litros de agua diarios.

Asimismo, el establecimiento de una rutina de ejercicio diario es básico para combatir el sedentarismo que implica estar tantas horas sentados en la oficina sin levantarse de la silla y fijando la vista en la pantalla, además de los beneficios que tiene practicar deporte para la salud, adelgazar o relajarse. "El cuerpo humano está hecho para moverse y su salud se ve amenazada por el estilo de vida sedentario, así que afrontar este problema permitirá mejorar la productividad y el rendimiento", señalan desde la compañía.

Finalmente, recomienda monitorizar los índices de actividad, ya que esto facilita la prevención y la planificación, aunque afirma que hay que asegurarse de que los responsables de estas aplicaciones sean expertos en el cuidado de la salud. En este sentido, recomienda su app 'Quiero cuidarme', que analiza nueve indicadores que forman el Índice de vida saludable, y llevar a cabo una buena gestión del tiempo, planificando las actividades y repartiendo el tiempo para alcanzar un buen descanso y una buena productividad y rendimiento laboral.

COMPARTIR