Así lo señalan los recientes trabajos de investigación, según afirma Clemente Álvarez, autor de ‘El aire que respiras: la contaminación atmosférica en las ciudades’, elaborado por el Observatorio DKV de Salud y Medio Ambiente del Instituto DKV de la Vida Saludable, en colaboración con la Fundación Ecología y Desarrollo (ECODES).

Durante su presentación ayer, el consejero delegado de la aseguradora, Josep Santacreu, apuntó que “si bien la relación entre la contaminación y la salud y la calidad de vida de las personas es un asunto que, hoy en día, ya prácticamente nos preocupa a todos, las emisiones nocivas siguen siendo una asignatura pendiente y, por lo tanto, hay que seguir llamando la atención, tanto a la sociedad como a los diferentes agentes implicados”. 

El trabajo muestra también buenas prácticas puesta en práctica en los últimos años en España, para ofrecer posibles soluciones y, a su vez, seguir creando conciencia sobre este problema.