Por  otra parte, ECODES le ha otorgado asimismo el Sello CeroCO2 a toda la compañía por quinto año consecutivo. Se recuerda, al respecto, que desde que la entidad “comenzó a medir y verificar su huella de carbono con la iniciativa 'Cero CO2' ha reducido sus emisiones en más de un 50%, gracias a la aplicación de diferentes medidas, como la sustitución del puente aéreo por el tren, el uso de coches híbridos, el fomento del uso de transporte público, la elección de la comercializadora de electricidad con bajas emisiones de CO2 o el uso de la videoconferencia”.

Asimismo, se  recuerda que ha sido también la primera aseguradora en Europa “que ha calculado y verificado el coste medioambiental de una póliza de seguros, conforme a PAS 2050:2011, un producto cuya huella de carbono resulta especialmente difícil de cuantificar. Lo hizo para su póliza DKV integral classic individual, y el estudio ha sido verificado por DNV Business Assurance, una entidad de certificación líder a nivel mundial. La huella de carbono es la expresión que se refiere al total de emisiones de gases de efecto invernadero producidos por una actividad particular o entidad a lo largo del ciclo de vida para un determinado producto/servicio y unidad funcional que se declara. Se expresa habitualmente en términos de masa por unidad de producto (normalmente g CO2e / u.f. en masa o volumen)”.

A la vez, y con motivo de la celebración del Día Mundial del Medio Ambiente, la entidad encabezada por Josep Santacreu recuerda que “la responsabilidad empresarial es uno de los pilares sobre los que se asienta la estrategia de la compañía, y que se basa en dar respuesta a las expectativas de todos los grupos de interés: empleados, clientes, médicos, mediadores, administración, sociedad, etc.”. La aseguradora ha sido reconocida como empresa CeroCo2 desde 2007, y cuenta con la ISO 14001 y Emas. Además, es impulsora del Programa Ekoamigos para la eficiencia energética y la concienciación sobre prácticas medioambientales.