El objetivo, se explica  desde la aseguradora, es optimizar la gestión de los procesos comunes, ahorrar costes y consolidar el negocio directo dentro del grupo mediante el planteamiento de estrategias integradas.

Una vez se complete la fusión, el capital social de DIRECT SEGUROS alcanzará la cifra total de 95.767.606 euros, tras la ampliación que solicitó el pasado 1 de julio de 53.556.303,50 euros. Giuseppe Dosi continuará liderando, como CEO, el negocio de los tres países, manteniendo los equipos directivos y estructuras actuales.

La sucursal italiana continuará desarrollando su actividad comercial con la marca QUIXA. En cinco años desde su creación, esta entidad suma un volumen de primas de 136 millones de euros y 282.000 clientes (datos previstos a cierre 2013).

REORGANIZACIÓN GLOBAL DEL NEGOCIO DE SEGURO DIRECTO

Esta integración europea forma parte de una reorganización más amplia dentro del plan de AXA para su negocio de Seguro Directo. Así, queda distribuido en cuatro áreas geográficas: Reino Unido, Norte de Europa (Francia, Bélgica y Polonia), Sur de Europa (España, Italia y Portugal) y Asia (Japón, China y Corea del Sur). 

“Esta fusión supone la formación de una única entidad más grande, que nos hará más fuertes. Además, nos ayudará a focalizar nuestra innovación tecnológica al servicio del consumidor, para simplificar aún más los procesos y que podamos seguir haciendo la vida más sencilla a nuestros clientes”, comenta Giuseppe Dosi.