El máximo órgano representativo de la organización profesional farmacéutica española ha concedido este año once medallas y dos más a título póstumo. La otorgada a Diego Murillo, aprobada por unanimidad por el Pleno del Consejo, reconoce “su actuación y la sensibilidad hacia los farmacéuticos de las Comunidades Autónomas donde se están produciendo demoras en los pagos”.

En su intervención final, Peña glosó a Murillo como “líder en su profesión, la medicina, en el panorama sanitario español y gran artífice de A.M.A.”. Subrayó que “este premio no lo concedemos por su brillante recorrido profesional, sino por su apuesta personal por la Farmacia y su enorme sensibilidad hacia los miles de farmacéuticos mutualistas que, en estos momentos especialmente duros para tantas farmacias, tienen problemas con sus  pagos en algunas autonomías”.

En su discurso de recepción, el presidente de la mutua asignó especial valor a ser el único premiado no farmacéutico, dada su especial afinidad hacia este colectivo. “Tengo muchísimos amigos farmacéuticos, y entre esas amistades hay una fundamental para mí, Carmen Peña, que me ha ayudado muchísimo en momentos determinantes en mi Presidencia de A.M.A.”.

COMPARTIR