Entre las características del plan, el banco destaca que la calidad crediticia media de los activos es ‘AA’, aunque la mayoría de la inversión se realizará en activos con un rating de ‘AAA’. Además, permite diversificar la inversión geográficamente, ya que ofrece exposición a países europeos como Francia, Alemania, Holanda, Reino Unido o Dinamarca, entre otros.

Según explica Luis Martín Jadraque, responsable del Centro de Inversiones de Deutsche Bank, “este producto responde perfectamente a las necesidades actuales de los clientes que quieren planificar su jubilación. El plan permite preservar capital de forma segura y además ofrece atractivas rentabilidades, ya que las cédulas hipotecarias europeas brindan al inversor un diferencial interesante sobre la deuda emitida por el gobierno alemán”.

Dirigido a clientes de perfil conservador, el producto cuenta con un horizonte de inversión de seis años, lo que se traduce en el vencimiento de los activos el 30 de junio de 2018. Cuenta con un 1,10% de comisión anual de gestión, y un 0,05% de depósito. Puede contratarse a partir de 30 euros en cualquier oficina de Deutsche Bank.

La entidad financiera destaca que “las cédulas hipotecarias son títulos emitidos por una entidad financiera que cuentan con una cartera de activos como colateral, lo que les otorga una seguridad superior a otros productos como depósitos o bonos. Es decir, cuentan con una doble garantía: la del emisor y la cartera de activos. Las garantías de las cédulas hipotecarias suelen contener fundamentalmente hipotecas o deuda pública”.

Distribución de la cartera
La distribución de la cartera del ‘Plan de Pensiones Renta Fija Europa 2018’ es la siguiente:

- Francia: 33%.
- España: 18%.
- Holanda: 16%.
- Alemania: 12%.
- Reino Unido: 7%.
- Dinamarca: 4%.
- Suiza: 4%.
- Noruega: 3%.
- Italia: 3%.

Acceda al reglamento del plan y a su política de inversiones, pinchando en su apartado correspondiente.

COMPARTIR