Entre las obras incautadas, se encuentran colmillos de marfil de más de 180 centímetros, diferentes colecciones de monedas y una talla de la Virgen Inmaculada del siglo XVII que podría pertenecer a la escuela granadina de Alonso Cano, según ha informado el propio Instituto armado en un comunicado de que se hace eco la agencia Efe.

La investigación la inició el Equipo de Robos en Campo (ROCA) de la Guardia Civil en Torrevieja, tras la denuncia del robo de 400 colmenas de abeja en explotaciones agrícolas de la comarca de la Vega Baja. En los robos, sucedidos durante 2015 y 2016, los perjudicados eran un mismo matrimonio, y las denuncias formuladas y el número de panales cuya sustracción denunciaban no coincidían con las pruebas obtenidas.

Las pesquisas llevaron a los agentes hasta dos apicultores de la provincia de Almería, que manifestaron haber comprado varios lotes de colmenas por unos 8.000 euros, coincidiendo en tiempo con las sustracciones producidas en Alicante. Al parecer el empresario detenido, de nacionalidad española, había simulado estos robos, para cobrar el seguro y, además, había vendido las colmenas sustraídas, con lo que había obtenido un beneficio de más de 21.000 euros.

El arrestado, procedente de la provincia de Almería, era constructor y regentaba una tienda de antigüedades, que, según la Guardia Civil, podría haber utilizado para blanquear dinero procedente de la venta de viviendas.

Los agentes descubrieron que, a través de internet, había anuncios con su teléfono, en el que se ofertaban diversas piezas de arte por valores comprendidos entre los 3.000 y 18.000 euros. La cantidad total de los anuncios publicados suponían más de 90.000 euros.