En general existe más capacidad en los dos lados de la ecuación, tanto en seguros como en reaseguros, siendo cada vez más frecuente ver una cuenta mediana o grande asegurarse entre varias compañías bajo la modalidad de coaseguro,  dejando en el mercado de reaseguros aquellas cuentas consideradas “jumbo” o con mucha mayor exposición. En este último, la capacidad también se ha incrementado y son varios reaseguradores nuevos que han llegado al mercado de Latinoamérica, ya sea con operaciones en Miami o con oficinas en diversos países de la región.

Por igual y en virtud de lo anterior, los productores de seguros solicitan la inclusión de coberturas mejores o más amplias por el mismo nivel de prima y es común que el mercado ofrezca incluso otras alternativas, como por ejemplo: reducción en deducibles,  incremento en sub-límites, incremento en comisiones, etc.  

Varios son los países con mayor competitividad dentro del mercado Latinoamericano y del Caribe: Brazil, Chile, Puerto Rico y Colombia.  En todos estos la capacidad de las compañías de seguros ha aumentado sustancialmente, ya sea por mayores capacidades propias  debido a flexibilización en sus guías de suscripción y/o descuentos en prima otorgados por los contratos automáticos de reaseguro, todo ligado a la saludable amenaza por la llegada de nuevos actores al mercado.

No obstante lo antedicho, zonas como el  Caribe mantienen ciertas restricciones de capacidad respecto a oberturas catastróficas, especialmente Huracán.  A pesar que no han existido eventos mayores en esta área de nuestra región en varios años, el temor natural a que algún evento mayor ocurra siempre está presente.

Un seguro sin muchos cambios

Es de notar que la esencia de los productos que se ofrecen para el seguro de incendio no ha cambiado y las coberturas se mantienen con poca variación: daño material, lucro cesante, equipo electrónico, rotura de maquinaria, terrorismo, robo, etc,. Sin embargo, en los últimos años se ha dado énfasis a productos “paquete” o “multilínea” en los que se agrupan coberturas de diferentes líneas de negocios como Incendio y Responsabilidad Civil entre otras, enfocados en el mercado medio.

Este segmento está siendo atacado por varias compañías ofreciendo atractivos descuentos, mejores comisiones de intermediación y coberturas extendidas. Un buen ejemplo es el seguro para copropiedades en Colombia, con primas muy asequibles y que ofrecen varios servicios de asistencia a la propiedad (diferentes a cualquier cobertura tradicional de incendio).  A pesar de su amplitud, la siniestralidad de este segmento continúa estable y los resultados para las aseguradoras se sitúan dentro de lo esperado lo que ha permitido que el producto se desarrolle de acuerdo a lo proyectado.

Hacia un mundo digitalizado

El futuro de este negocio de mercado medio y producto multilínea se dirige cada vez más hacia un mundo digitalizado, donde el consumidor final,  mediano ó pequeño, compre sus pólizas en línea o desde sus teléfonos inteligentes. Las pólizas para cuentas globales, continuarán siendo manejadas y negociadas por los brokers o agentes especializados, quienes por el conocimiento que poseen respecto a las necesidades de sus clientes y de las coberturas y oferta del mercado de seguros y reaseguros, pueden agregar el debido valor.

Chubb no se encuentra ajeno a los cambios del mercado y continúa trabajando y evolucionando constantemente para brindar un servicio de calidad y mantener una oferta de productos acorde a la demanda de nuestros productores y asegurados.