En el informe se detalla que debido a estos problemas, las ventajas competitivas que México tiene por su cercanía con Estados Unidos pueden quedar “completamente anuladas si no es posible asegurar la continuidad operacional ante eventualidades”.

PÉRDIDAS MUNDIALES DE 30 BILLONES DE DÓLARES

A nivel mundial se calcula que las pérdidas económicas que provoca el robo de transportes de este tipo asciende a los 30 billones de dólares al año. En México no existe una cifra única dado que la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS) refleja en un informe que entre 2006 y 2010 el robo a estos transportes creció un 108%; por otro lado, se indica que entre 2009 y 2010 estos robos avanzaron otro 52,1%.

Según cita La Jornada, algunas fuentes señalan que en México 10.000 camiones son asaltados al año y de esos, el 71% de los robos se produce con violencia, incluyendo el secuestro como parte del modus operando y que tiene relación con cárteles de droga. Además, de esos asaltos, entre un 5% y 10% terminan con la muerte del conductor, según la Confederación Nacional de Empresarios de Seguridad Privada.

El Distrito federal y las áreas metropolitanas del Estado de México, así como Jalisco, Nuevo León y Guanajuato son las zonas más peligrosas para el sector de los transportes terrestres.

INVERSIÓN DEL 20% EN SEGURIDAD

Cepal señala que la Asociación Nacional de Transporte Privado calcula que las compañías destinan entre el 15% y el 20% de sus recursos a invertir en materia de seguridad, mientras que el Centro de Estudios Económicos del Sector Privado afirma que el costo de la inseguridad en México se sitúa por encima del 15% del Producto Interior Bruto del país.