Según se explcia en el comunicado remitido por DKV SEGUROS, dicha campaña publicitaria fue llevada a cabo por ASC en 2010 en diferentes soportes publicitarios (prensa, autobuses, vallas, cuñas radiofónicas…) y en ella se utilizaba la imagen de una mujer que acababa de dar a luz un hijo prematuro y que, con expresión angustiada, se preguntaba '¿Por qué se lo llevan a otro hospital?', tratando de subrayar de ese modo que el servicio de neonatología privado y exclusivo 24 horas era un servicio 'exclusivo' de esta aseguradora.

En este caso, el fallo admite que ASC intentaba trasladar a los consumidores la idea de que presta un mejor servicio de neonatología que las demás aseguradoras, lo que resulta un mensaje engañoso al estar acreditado que otras aseguradoras prestan servicios similares.

Según la sentencia, la publicidad “merece el reproche de engañosa y excluyente si las afirmaciones, objetivamente falsas o no, son aptas para inducir a error a sus destinatarios”. Considera también ilícita la campaña, dado que no pudo acreditar que sus servicios de Urgencias domiciliarias publicitados fueran los más rápidos respecto del resto de aseguradoras.

En este aspecto, tras exigir, sin éxito, la rectificación de la campaña, DKV SEGUROS encabezó el malestar existente, planteando una reclamación judicial fundamentada en la legislación española y comunitaria sobre Publicidad y Competencia, con vistas "a defender el interés del sector".

COMPARTIR