Los propietarios dispondrán de información más allá de los criterios de solvencia tradicionales y los inquilinos pueden demostrar su fiabilidad más allá del importe de su nómina. Según explican los impulsores de este producto, la información en redes sociales y en las plataformas de consumo colaborativo reflejan la personalidad y hábitos de conducta y ponen de relieve conceptos como la fiabilidad personal y la responsabilidad, difíciles de evaluar solo con datos de solvencia económica. Con la reputación online se obtiene una puntuación, un scoring social, que se genera analizando las relaciones interpersonales, los gustos, las actitudes, y los diferentes hábitos de compras de cada persona a través de toda la información que esa persona genera en la red.

Este scoring social mide la confianza, la responsabilidad de las personas que han demostrado su compromiso en el pasado y que son más propensos de perpetuar este comportamiento en el futuro y este tipo de conductas reduce la exposición al riesgo, lo que lleva a una menor tasa de siniestralidad y, por consiguiente, a primas de seguro más asequibles.

Esta colaboración entre DAS y Traity busca demostrar que la reputación online de una persona demuestra su fiabilidad como inquilino con igual o mayor seguridad que los estudios de solvencia. Asimismo, la alianza entre ambas entidades facilita el proceso de alquilar tanto a propietarios como a inquilinos, atendiendo a que solvencia y fiabilidad no siempre van de la mano.

Los propietarios que quieran contratar el scoring social en su seguro de alquiler DAS, lo encontrarán en exclusiva en www.garantia.traity.com. La alianza de DAS y Traity supone un paso más allá en la estrategia de adaptación a las nuevas reglas de la economía digital: una economía basada en el big data, el análisis de los comportamientos y el aumento de la colaboración entre personas. Esta colaboración se enmarca en la estrategia de DAS de introducir nuevas soluciones, de la mano de las start ups más innovadoras, que fomentan la prevención de conflictos legales y permiten a la compañía una mejor respuesta ante los retos y exigencias del nuevo cliente digital.