El seguro cubre la protección jurídica en caso de reclamación por daños corporales o materiales, así como por daños y perjuicios derivados de amenazas, coacciones, injurias, calumnias de que pudiese ser objeto el asegurado.

También se incluye la defensa de la responsabilidad penal de los docentes en los procesos que se siguiesen contra ellos por hechos derivados de su actividad laboral o funcionarial y fianzas penales.

Por último, el personal docente cubierto por el seguro dispondrá de asistencia jurídica telefónica y asistencia al detenido, así como de asistencia para la redacción, elaboración y revisión de los documentos legales relacionados con las coberturas descritas, y de los informes periciales que sean necesarios.