El ojetivo es"potenciar el acompañamiento de las empresas de la región que se apoyan en la compañía para cubrir el riesgo de crédito de sus operaciones en todo el mundo", según explica en su comunicado.

La sucursal atenderá las necesidades de las empresas de Valladolid, Salamanca, Segovia, Ávila, Zamora, Palencia y Burgos. "Esta apertura un indicador del compromiso de CRÉDITO Y CAUCIÓN con el desarrollo de la competitividad empresarial de esta región. Deseamos estrechar, más si cabe, nuestra relación con el tejido productivo de la región para incrementar nuestro el apoyo decidido a sus actividades comerciales en un mercado global", explica el director de la compañía en Valladolid, Víctor Salzedo.