Las empresas canadienses también consiguen un mejor comportamiento entre sus clientes domésticos, pero el diferencial es de sólo nueve puntos, frente a los 15 que se dan en Estados Unidos. De los tres países del área NAFTA, México es el que registra la mayor morosidad en sus facturas B2B, tanto en el mercado doméstico (59%) como en los mercados internacionales (57%). 

Las dos principales razones para la demora en el pago por parte de clientes nacionales B2B son la insuficiente disponibilidad de fondos y el retraso intencionado como forma de financiación. El porcentaje de empresas que informa de la falta de fondos de su cliente aumentó en México y Estados Unidos, mientras que el uso de facturas pendientes para financiar la actividad sólo creció en Estados Unidos. En el caso de los clientes B2B extranjeros, añade la aseguradora, la complejidad del procedimiento de pago es el principal motivo para el retraso, con crecimiento en los tres países del área NAFTA, con especial incidencia en México.