Junto con la estatal INS, ocho nuevas compañías, con mayor participación para PAN AMERICAN LIFE, ADISA, SEGUROS DEL MAGISTERIO y MAPFRE, han potenciado el negocio de seguros personales en el país (Vida, Salud y Accidentes) sin restar terreno al INS. Las aseguradoras privadas suscribieron un 14% del total de estas pólizas, mientras que la estatal posee el 86% de los seguros.

En un informe de la Superintendencia General de Seguros (Sugese), del que se hace eco nación.com, se señala que “tanto en Vida como en Accidentes y Salud han experimentado crecimientos reales sostenidos desde 2010; un 47% y un 85%, respectivamente, por lo cual su participación a nivel total aumentó”. El crecimiento real del segmento fue del 26% respecto a 2011. Una cifra que supera al 9% que creció el mercado total restando las pólizas de carácter obligatorio que hasta el pasado año operaban en régimen de monopolio de la INS.

CRECIMIENTO PREVISIBLE
Unos resultados positivos que para el superintendente de Seguros, Tomás Soley, se veían venir “desde la apertura del mercado puesto que el segmento de Seguros Personales era un nicho natural de crecimiento, porque la participación del INS era baja. Incluso el perfil de muchas de las empresas que entraron tienen un sesgo hacia Vida, Accidentes y Salud”, explicó. Además, existe la idea generalizada entre los actores del mercado de que a estos seguros no se les ha dado mucha atención en los últimos años y con la llegada de las entidades privadas al país el mercado se ha dinamizado.

El vicepresidente Comercial de MAPFRE, Angelic Lizano, ha resaltado que “estamos impulsando pólizas de vida y gastos en modalidad colectiva. En el transcurso del año también estaremos ofreciendo estas pólizas pero dirigidas al mercado individual”. Por su parte, el gerente de PAN AMÉRICA, ha indicado que “estamos en un proceso de crecimiento acelerado, muy interesante. El mercado se está haciendo más grande”.

Finalmente, Guillermo Constenla, presidente de la aseguradora estatal, ha mencionado que “hay mucho por hacer, la cultura de los seguros está empezando a desarrollarse y eso ha permitido que el INS crezca y que, a su vez, las empresas que llegaron a competir también tengan una cuota de mercado, sin que vaya en detrimento de nuestra facturación”, concluyó.