Así lo reveló Rafael Salazar, vicepresidente de riesgos generales de MARIÁTEGUI JLT CORREDORES DE SEGUROS, en información de los medios del país, que también afirmó que “otorgan a los funcionarios una cobertura que les permite contar con fondos para hacer frente a su defensa de las reclamaciones que puedan efectuar terceros y, en el peor de los casos, responder por la reparación civil exigida por un juez siempre y cuando no se haya determinado una voluntad deliberada del funcionario de cometer un hecho ilícito”.

Los cambios recientes en la legislación peruana en algunos sectores como en el caso de trabajo, salud y medioambiente están incrementando la responsabilidad de los funcionarios, esto a su vez hace que crezcan las posibilidades de reclamación contra ellos, cada vez más frecuentes. Asimismo, el aumento de transacciones económico financieras y el desarrollo de mayores operaciones comerciales elevaron la contratación de este tipo de pólizas en América Latina entre un 15% y un 20% en primas.

Salazar precisó que las compañías de seguros en el país generaron un aumento de casi 15% en la emisión de primas de seguros netas respecto a 2012. Por otro lado los seguros vehiculares representaron el 31% de las primas de seguros netas de riesgos generales y los seguros multiriesgo el 29%. Sin embargo los márgenes de ganancia fueron de un 1,3% menos debido a una caída en el resultado financiero. El sector financiero es el que más solicita esta póliza, aunque dadas las características del entorno comercial local y mundial se hace necesario su desarrollo en otro tipo de actividades. Su costo depende del número de directores y funcionarios, el monto de la suma asegurada elegida y el tipo de actividad de la empresa, expone el diario.

“Esta cobertura se activa en cuanto se recibe alguna comunicación que permita concluir que es inminente una demanda o al recibir la notificación de la demanda. El desarrollo de su atención tiene la misma metodología de un seguro de responsabilidad civil extracontractual”, afirmó Salazar.