Para ello, se cuenta con la colaboración de Fundación Mensajeros de La Paz y del Padre Ángel. El objetivo es superar las cifras del año anterior y eso supone que llegar a más de 600 niños. La Federación busca la participación de las compañías aseguradoras, que como pajes reales garantizan la distribución de los regalos a esos niños, y la de personas del nuestro sector que, en su papel de Reyes Magos, permiten que cada uno de esos niños reciba un regalo manteniendo la magia.

Las bases de la acción van a ser las mismas que en ediciones anteriores: cada niño pedirá en su carta tres regalos cuyo importe unitario máximo no podrá superar los 40 euros; desde Mensajeros de la Paz harán llegar las cartas de los niños, las cuales a su vez se remitirán a su correspondiente Rey Mago; una vez se tenga el regalo, se avisará a un servicio de mensajería que hará llegar el regalo a su destino, sin cargo alguno para el Rey Mago.

COMPARTIR