De acuerdo con el primer Informe de Gobierno del presidente Enrique Peña Nieto, la actualización del régimen prudencial en materia aseguradora y afianzadora tiene como objetivo actuar conforme a estándares y mejores prácticas internacionales en lo que se conoce como Solvencia II, en línea con el compromiso de los miembros del G-20 de modernizar los marcos de regulación financiera.

Según puso de manifiesto a junio de 2013 en el sector asegurador se encontraron en operación 103 compañías, igual número de entidades que en junio de 2012. Con base en las primas emitidas, las cinco empresas más grandes del mercado son METLIFE MÉXICO, GRUPO NACIONAL PROVINCIAL, AXA SEGUROS, SEGUROS INBURSA, y SEGUROS BBVA BANCOMER, las cuales registraron en conjunto un índice de concentración del 46% del mercado nacional.

En ese mismo periodo, según información de ‘El Occidental’, las inversiones efectuadas por las aseguradoras ascendieron a 698.624 millones de pesos (52.325 millones de dólares), con una variación real del 7% comparada con el mismo lapso de 2012. Por su parte, las reservas técnicas ascendieron a 680.582 millones de pesos (50.974 millones de dólares), nivel superior en 7,6% real, con relación al mismo periodo de 2012.

Por su parte, en el sector afianzador se encontraron en operación 15 compañías al mes de junio de 2013, el mismo número de entidades que en junio de 2012. De acuerdo a las primas emitidas, las cinco empresas más grandes del mercado son Fianzas Guardiana Inbursa, Fianzas Monterrey, Afianzadora Aserta, Afianzadora Sofimex, y Chubb de México Compañía Afianzadora, registraron en conjunto un índice de concentración de 77,5%.