El gerente general de la aseguradora, Francisco Javier García, ha manifestado que el objetivo de esta operación es adelantarse a las nuevas exigencias de capital en el marco de la Supervisión Basada en Riesgos, que el regulador ya comenzó a aplicar con las primeras pruebas contenidas en la publicación del White Paper, documento que contiene las nuevas fórmulas de cálculo que permitirán a las aseguradoras determinar cuánto capital requerirán para mantener acotados sus riesgos en distintas áreas, incluida la inversión, como recoge El Mercurio.

García ha manifestado que "queremos tener la compañía con mayor patrimonio de la industria y responder a la nueva normativa con tranquilidad, para enfocarnos en el crecimiento más que en el tema regulatorio". Ha manifestado también que a pesar del aprovisionamiento de capital realizado, no se puede descartar que el sector tenga que realizar todavía más.

PLAN DE CRECIMIENTO 2016

La ampliación de capital es parte de un plan ambicioso de crecimiento de la compañía hasta el año 2016 coincidiendo con sus cien años de historia. Desde ahora hasta esa fecha la entidad tiene el propósito de alcanzar los 2 millones de clientes y elevar su penetración en el mercado del 11% actual al 13% en el negocio de Vida y desde el 2,4% al 4% en seguros generales. Este crecimiento repercutiría a la aseguradora unos ingresos en primas de 1.000 millones de dólares, frente a los 890 millones actuales.

Según manifiesta el gerente de la entidad, en estos momentos se encuentran evaluando líneas de negocio y nuevas estructuras que ayuden a potenciar la distribución de sus productos, principalmente a través del retail para seguros generales. Puntualiza que “tenemos 90.000 pólizas de Autos y en 2016 queremos llegar a las 200.000”, lo que significaría pasar del sexto al tercer lugar del mercado chileno. En la línea de incendio quieren pasar del 1% de las pólizas a cerca del 4%.

No obstante estos deseos, Francisco Javier García advierte que se encuentran en un escenario de ardua competencia y mucha regulación, lo que puede arrastrar el mercado hacia la concentración en el medio plazo. Recuerda que en 2011 el 38% de las primas de Vida estaban en manos de cinco compañías y hoy el porcentaje ha subido diez puntos. En seguros generales la tendencia es similar y las grandes compañías han aumentado dos puntos en la concentración de ventas, al pasar del 53% al 55%. Concluye señalando que “en un mercado con tantos actores es difícil ser rentable cuando eres chico. CONSORCIO no lo es. Lo que queremos es asegurar nuestra posición en el mercado".