Casado admite que es “imperioso” empezar a actuar y a regular los comparadores, por la irrupción que han tenido en el mercado español. “Le hemos dado muchas vueltas y hemos realizado un buen número de consultas”, afirma, para añadir que, a pesar de ello, “no existe la respuesta perfecta” que contente a todos los actores. Al final se ha decidido englobarlos como “Mediación de seguros”, lo que obligará a cambiar el artículo 2 de la Ley de Mediación. A todos los efectos se les aplicará esta ley, por lo que además de asesoría en el momento de la suscripción de la póliza tienen que dar los servicios que da un mediador, incluido el asesoramiento en siniestros. “No es una solución simple; todo lo contrario”, reconoce el subdirector, pero sí un primer paso, “porque queda mucho camino por recorrer”. ¿Cuándo se implantará este cambio? Casado no se atreve a dar una fecha para que sea una realidad, ya que dependerá de si la regulación se realiza mediante la modificación de la Ley de Mediación (lo que es más lento por su tramitación parlamentaria) o si se desarrollará reglamentariamente.

En cuanto a los auxiliares asesores, “se ha decidido simplificar el régimen actual” y “suprimir esta figura”. Será el corredor el que responda de la actuación de sus auxiliares, a los que se les aplicará el mismo régimen de incompatibilidades que el del mediador de quien dependan.

En referencia al análisis objetivo, Casado destaca el “consenso total” en el mercado ya que “establecer presunción de objetividad en función del número de propuestas no es oportuno”.

Por último, se quiere cambiar el artículo 6 de la Ley de Mediación con la perspectiva de abrirlo al futuro inmediato de los PRIPs (Package Retail Investment Products).

TRABAJOS DE ADECOSE EN MATERIA NORMATIVA

Previamente a la intervención de Casado, Borja López-Chicheri, director gerente de ADECOSE, hizo un repaso de la actividad de su organización. En materia regulatoria, alabó el espíritu colaborativo de la DGSFP; en la Ley de Contrato de Seguro y nuevo Código Mercantil, apostó por un “documento consensuado” del sector donde se recojan claramente una serie de “líneas rojas que no deben traspasarse”, como la pretensión de que aparezcan las comisiones en los recibos; y en el proyecto de reglamento de prevención del blanqueo de capitales, defendió una “suavización de las cargas administrativas” que tiene que afrontar el corredor. También se refirió a la intensa labor internacional, con el trabajo en BIPAR y los contactos con europarlamentarios españoles.