Sin embargo, la revisión de la segunda de las recomendaciones, la dedicada al poder adquisitivo y a la que los grupos han dedicado sus últimas reuniones, aún no está cerrada, ya que no existe consenso con qué hacer en los años de recesión.

Para estos años, según informa Europa Press, la propuesta de varios grupos, como PP, Ciudadanos o PDeCAT, pasa por blindar el crecimiento de las pensiones más bajas con la inflación (las mínimas más aquellas que no superen un determinado umbral de renta), pero no extender este porcentaje de revalorización al resto de pensiones. Desde estas posiciones, no descartaban que las subidas de pensiones pudieran ser mayores en años de bonanza económica con el fin de compensar a las pensiones más altas las menores revalorizaciones durante los años en dificultad.

PSOE, Unidos Podemos y Esquerra Republicana no comparten la distinción de renta y exigen que no haya distinción entre pensionistas en la revisión de recomendaciones, si bien desde los socialistas remiten a los acuerdos que vaya a alcanzar el Gobierno con las organizaciones sindicales y patronal.

Villalobos plantea cerrar la recomendación la próxima semana

A pesar de las diferencias en este aspecto, diferentes portavoces han celebrado el acercamiento de posturas, que ya se venía dando en las últimas reuniones, pero que no se ha visto afectado con el cambio de Gobierno. La presidenta de la comisión, la 'popular' Celia Villalobos, ha planteado la posibilidad de acabar la próxima semana con esta recomendación y votar las diferentes propuestas, para así avanzar en el resto de recomendaciones. En todo caso, esta opción no ha sido consensuada por los grupos.

Lo que sí se ha acordado es la comparecencia de la propia ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, Magdalena Valerio, en la Comisión del Pacto de Toledo, ya que no solo había sido pedido por varios grupos, sino que Valerio había solicitado hacerlo.