Para Javier de Agustín es una gran satisfacción ser la primera compañía en suscribir el nuevo código de prácticas y afirmó que “todos los códigos de buenas prácticas son absolutamente necesarios y útiles para una profesión que quiere trabajar en la transparencia y en un mercado ordenado donde la competencia se pueda ejercer en base a reglas éticas y conocidas por todos”.

El Código de Prácticas, elaborado por el Centro de Negocios del Seguro y aprobado por sus compañías miembro en noviembre de 2011, posee entre su último fin proporcionar a las aseguradoras y corredores unas pautas de conducta basadas en la buena fe, la no discriminación, la igualdad y la leal competencia entre los actores del sector.

El Consejo General ha establecido un calendario para la suscripción del Código de Prácticas con todas las compañías miembro del CNS. Esta iniciativa marca un hito en los trabajos del CNS, ya que el debate y análisis de este Código se ha desarrollado durante más de veinte meses. Durante este tiempo, se ha tenido ocasión de reflexionar en profundidad sobre las relaciones entre las entidades aseguradoras y los corredores de seguros. Esto va a permitir mejorar las condiciones de trabajo, gestión de negocio y calidad de servicio al cliente.