La crisis económica es evidente y afecta a las decisiones de los clientes de Autos y, en consecuencia, al volumen de negocio de las aseguradoras. A partir de los datos de su comparador de seguros (con una base estadística de 100.000 usuarios que quisieron contratar un seguro de Autos en el último mes), arpem.com ha querido poner números y cifras concretas al impacto que la actual coyuntura está teniendo en cómo el cliente contrata su seguro de Autos.

La primera conclusión es que “la mayoría de los usuarios, a la hora de contratar su seguro, está pensando en las pólizas más económicas, es decir, en pólizas a terceros frente a pólizas a todo riesgo”, comenta la web en su trabajo que, en datos concretos, revela que 65,5% de los usuarios solicita pólizas a terceros. “A día de hoy, el rey de las pólizas es el terceros + lunas + robo + incendio”, que supone un 29,6% del total de solicitudes analizadas por arpem.com. “Incluso la demanda de los seguros más económicos, como puede ser el terceros simple, es igual al todo riesgo con franquicia (el que era el rey en la época de bonanza)”, añade.

Otro dato indicativo de esta situación es que, en las compañías de seguros telefónicas, “la demanda de seguros a ‘'terceros + lunas + incendio + robo’ es aún mayor que la media del sector, y se debe a que en su base de clientes, mayoritariamente contrataron en su día pólizas a todo riesgo. Y en la crisis actual, a mayor porcentaje de pólizas a todo riesgo, mayor probabilidad de cambiar a un terceros”. 

Decrecimiento generalizado del negocio

Las repercusiones que esta tendencia está generando en los volúmenes de negocio de las compañías es evidente: de las veinte primeras entidades por ingresos de Autos en el primer trimestre del año, sólo una de ellas ha logrado incrementar su volumen de primas. “Un dato demoledor”, reitera arpem.com

“Para invertir la tendencia bajista no queda más remedio que el parque automovilístico crezca, lo que implicará más primas y, a su vez, que se rejuvenezca (más coches nuevos), puesto que llevará consigo que los seguros contratados tengan más coberturas, y por lo tanto, sean más caros”, añade la web, que compara el gasto en el seguro de Autos como una especie de ‘inversión’ (voluntaria) y de ‘obligación’. “Mientras más intensa sea la crisis, la ‘inversión’ será menor, y la tendencia será a contratar seguros más económicos (la ‘obligación’)”, concluye.