Creada el 25 de junio de 1951 por delegados de cinco sindicatos estatales de aseguradoras - São Paulo, Rio de Janeiro, Minas Gerais, Bahia e Rio Grande do Sul-, desde entonces, la CNseg recuerda que viene asumiendo un creciente protagonismo en el desarrollo del país, “impulsando y ampliando la protección de personas y empresas, cuidando sus vidas y salud, patrimonio y futuro, además de emprender las acciones institucionales necesarias para el crecimiento del propio mercado”.

“Es un momento importante, emblemático y simbólico para nuestro sector, porque el aniversario de la CNseg significa que la entidad obtiene el reconocimiento de la sociedad en cuanto a su papel de representación del mercado”, señala el presidente de la organización, Marcio Coriolano, citando entre otras atribuciones la de congregar a los principales líderes empresariales, coordinar las acciones político-institucionales, elaborar el planteamiento estratégico del sector y representar a la industria ante el Gobierno, la sociedad y las entidades nacionales e internacionales del mercado asegurador.

Plan estratégico 2016/2019 Hoy en día, bajo la Presidencia de Coriolano, la CNSeg ya tiene definido su plan estratégico. Los puntos principales se expresan en la llamada Carta de Ipanema, documento aprobado para el trienio 2016/2019.

Además de representar institucionalmente el sector de los seguros, la CNSeg quiere contribuir a que la agenda regulatoria esté bien engrasada con el actual entorno de dificultades económicas y la expansión de la actividad; también quiere garantizar su sostenibilidad y solvencia, y evaluar el impacto de los nuevos marcos regulatorios.

Coriolano suma también la importancia de la difusión del conocimiento y la educación específica en temas de seguros y la promoción de la mejora del mercado a través de buenas prácticas. Asimismo, destaca la importancia de la creación de nuevos canales de distribución y productos.
La mayor aproximación con los tres poderes es otro punto clave para el fortalecimiento del mercado, especialmente con las colaboraciones con órganos reguladores y de defensa de los consumidores. Junto a esto, ofrecer servicios cada vez más especializados a los miembros es otra de las prioridades.