Fitch destaca, además, que los ratios de capital han mejorado, junto con la calidad del mismo, al tiempo que el apalancamiento financiero tiende a la baja.

Las ganancias del grupo en 2012 y 2011 se vieron afectados por un aumento de la frecuencia y la gravedad de las catástrofes naturales. “Sin embargo, a pesar de estos importantes factores, el grupo fue capaz de registrar un ratio combinado del 97% en 2012, y tiene un promedio de 92% durante los cinco años. Su resultado técnico ha superado constantemente a sus rivales y su estrategia de adquisiciones le ha permitido construir una fuerte cartera de negocio subyacente”, detalla Fitch en su informe sobre el grupo australiano.