El organismo ha señalado que a través del Sistema de Supervisión de Reclamaciones por Transparencia (SURT) se han recibido en los primeros cuatro meses del año un promedio de 35 quejas de usuarios respecto a la negativa de que se les cancelen los seguros comercializados por teléfono de manera indebida. Se añade que de todos ellos, 18 casos se mandan a sanción.

En relación a estos hechos desde Condusef se recomienda a los bancos y aseguradoras a que “redoblen sus esfuerzos para que los vendedores de seguros por teléfono, se apeguen al ‘Protocolo de Venta Masiva de Seguros’ que convinieron aplicar como medida de autorregulación”.

Respecto a los ciudadanos, la Comisión les recomienda “estar alertas ante llamadas engañosas que buscan a toda costa venderles un seguro”. Asimismo, manifiesta que compren únicamente el seguro si lo necesitan y que nunca den información personal como los datos de al tarjeta de crédito.