También compartió algunas simulaciones del impacto económico del nuevo Baremo. El caso de fallecimiento proyectado muestra un incremento del 155,5% respecto a la indemnización con el actual Baremo, y en el caso de paraplejia o tetraplejia, la variación sería del +77,5% y +84,4%, respectivamente. Por otro lado, remarcó la incertidumbre acerca de una  posible retroactividad, especialmente en los casos en los que el siniestro sea previo a la entrada en vigor del nuevo Baremo pero el alta y la valoración de daños se produzca después del 1 de enero de 2016.

Asimismo, adelantó que se prevé un incremento en la siniestralidad, advirtiendo del “escaso margen técnico en Autos para amortiguar el impacto del nuevo Baremo”, por lo que recomendó un incremento de las primas en torno al 15%. Además, apuntó que los resultados de la proyección de su grupo por siniestralidad derivada de daños personales graves se multiplicará por 3,3. “Los precios del reaseguro deben subir porque hay una modificación del riesgo importante. La cuestión es cuánto”, sentenció.

Esta edición del ENTRE ha contado con el patrocinio de GEN RE, MAIDEN, MAPFRE RE, MUNICH RE, NACIONAL DE REASEGUROS, SCOR y SWISS RE; y la colaboración de AON, GUY CARPENTER, JLT MARCH RE, LIBERTY SPECIALITY MARKETS, RGA RE INTERNATIONAL IBÉRICA, SIA Services, Standard & Poor’s y Axco.

 

COMPARTIR