“Tras la mayor crisis financiera de los últimos tiempos, el sector financiero debe centrarse en los consumidores. Los productos al por menor deben ser más seguros, la información sobre las normas deberá ser más clara y quienes vendan los productos han de atenerse siempre a las normas más exigentes. Por eso hemos adoptado un paquete dedicado exclusivamente a los consumidores, de forma que puedan elegir productos financieros tras obtener información y asesoramiento profesional claros y sólidos que den prioridad a los intereses de los consumidores”, ha declarado el comisario de Mercado Interior y Servicios, Michel Barnier.

REVISIÓN DE LA DIRECTIVA DE MEDIACIÓN DE 2002

Dentro de esta iniciativa, la Comisión propone una revisión de la Directiva 2002/92/CE que regula actualmente las prácticas de venta de todos los productos de seguro. El objetivo de la propuesta es mejorar la protección de los consumidores en el sector de los seguros mediante la creación de normas comunes aplicables a todas las ventas de seguros y garantizando un asesoramiento adecuado. Para ello, con la nueva legislación, se mejorará la transparencia y se establecerán condiciones de competencia equitativas para la venta de seguros por intermediarios y la venta efectuada por compañías de seguros.

Con este fin, se proponen varios cambios, entre los que desde Bruselas se destaca, en primer lugar, que se aplicará el mismo grado de protección, con independencia del medio utilizado para comprar un producto de seguro. Así, detalla la Comisión, el consumidor recibirá el mismo nivel de protección si compra un producto directamente a una compañía de seguros que si lo hace indirectamente a un intermediario (por ejemplo, un agente o un corredor de seguros), lo que no ocurre hoy, ya que la Directiva de Mediación Vigente solo contempla la venta por parte de intermediarios.

Otro cambio a reseñar es que los consumidores recibirán por adelantado información clara sobre la categoría profesional de la persona que les venda el producto de seguro. Se introducirán normas para abordar más eficazmente los riesgos de conflicto de intereses, incluida la divulgación de la remuneración cobrada por los vendedores de productos de seguro.

En cuanto a la venta cruzada, se obliga a informar de la posibilidad de que los productos puedan ser vendidos individualmente y por otro proveedor, así como sobre el precio desglosado. Al respecto, se otorga a la EIOPA la posibilidad de emitir guías sobre esta cuestión. Y se amplían los requisitos que debe cumplir el registro de intermediarios.

"DIVULGACIÓN OBLIGATORIA DE LAS RETRIBUCIONES"

También se fija que la venta de productos de seguro tendrá que acompañarse de un asesoramiento honrado y profesional. Al respecto, se quiere abordar una mayor eficacia sobre el riesgo de conflictos de interés, lo que lleva a introducir normas que obligan a la divulgación de la remuneración de los intermediarios.

Respecto a esta “divulgación obligatoria de las retribuciones”, la Comisión Europea explica que se trata de que el intermediario debe revelar su remuneración al cliente, aunque en función del “régimen de demanda”, es decir, que el mediador solo tiene que dar a conocer en esta información en caso de que un cliente en concreto así lo solicite.

Bruselas señala que esta situación es muy diferente en los Estados miembros. Algunos mercados nórdicos (Finlandia y Dinamarca) han prohibido a los intermediarios recibir comisiones de las compañías de seguros, y por lo tanto, han ido más allá de la introducción de requisitos simples de transparencia. Otros países (como Suecia y Reino Unido) ya exigen la divulgación obligatoria en algunas pólizas de seguros.

PERIODOS TRANSITORIOS EN NO VIDA

En cuanto a la publicación de las remuneraciones, la Comisión propone un período transitorio de cinco años. Esto significa que el régimen de una "revelación completa" obligatoria está prevista para la venta de productos de seguros de Vida y una revelación "en régimen de demanda” para la venta de productos de No Vida, con un período transitorio de cinco años. Después de la expiración de este período de transición, el régimen de la divulgación completa de forma automática se aplicará para la venta de productos No Vida también. Bruselas considera que este periodo de tiempo es suficientemente largo para permitir a las pymes prepararse y ajustar sus prácticas a los cambios legislativos y medir en la práctica el impacto del cambio propuesto, si bien es suficientemente corto como para establecer un sistema completo en el futuro previsible.

También hay un proceso de revisión y evaluación por la Comisión de la Directiva después de su entrada en vigor. Esta revisión, en particular, considerará el impacto de estas normas de información sobre los intermediarios de menor tamaño en los seguros de No Vida.

Además, con la nueva norma se aplicarán requisitos mejorados en la venta de productos de Vida con elementos de inversión, que abarcan las normas de venta, los conflictos de interés y la prohibición de una comisión por el asesoramiento independiente.

Además, con la directiva será más fácil para los intermediarios realizar operaciones transfronterizas, mediante el reconocimiento mutuo de conocimientos y aptitudes profesionales, lo que fomentará el surgimiento de un verdadero mercado interior de los servicios de seguro. Otro cambio es la búsqueda de sanciones administrativas efectivas, proporcionadas y disuasorias y el fomento de medidas para las autoridades competentes en materia de infracciones.

Bruselas reconoce que los consumidores no son conscientes de los riesgos que entraña comprar coberturas de seguro y, si bien reconoce que un asesoramiento profesional correcto es crucial en el sector, encuestas recientes indican que más del 70% de los productos de seguro se venden sin un asesoramiento adecuado. Además, las normas difieren según los Estados miembros y solo se aplican a los intermediarios.

PRODUCTOS PREEMPAQUETADOS DE INVERSIÓN MINORISTA

La propuesta de la Comisión sobre los PPIM busca mejorar la calidad de la información que se facilita a los consumidores intersados en invertir. Tiene por objeto proporcionar a los consumidores información en un formato fácil de entender mediante la introducción de una norma nueva e innovadora de información sobre los productos, que debe ser breve y clara y, en consecuencia, mucho más asequible. Se le denomina "documento de información clave" (DIC). La propuesta prevé que cada creador de productos de inversión (por ejemplo, gestores de fondos de inversión, seguros o bancos) tenga que presentar ese documento para cada producto de inversión.

Cada DIC proporcionará información sobre las principales características del producto, así como sobre los riesgos y los costes asociados con la inversión en él. La información sobre los riesgos será lo más directa y comparable posible, sin simplificar en exceso unos productos que suelen ser complejos. El DIC debe explicar a todos los consumidores que incluso podrían perder dinero con un producto determinado y el grado de complejidad del mismo. Se ajustará a una norma común por lo que se refiere a su estructura, contenido y presentación, de manera que los consumidores puedan utilizar el documento para comparar los diferentes productos de inversión y, en última instancia, elegir el producto que se adapte mejor a sus necesidades. Los productos para los que se exigirá un DIC incluyen todos los tipos de fondos de inversión, las inversiones basadas en seguros y los productos estructurados minoristas, además de las pensiones privadas.

ORGANISMOS DE INVERSIÓN COLECTIVA EN VALORES MOBILIARIOS (OICVM)

Las modificaciones de las normas sobre OICVM propuestas por la Comisión se basan en la experiencia de la crisis financiera a fin de seguir garantizando la seguridad de los inversores y la integridad del mercado. En especial, la propuesta velará por que la marca OICVM siga siendo fiable mediante la garantía de que los deberes y la responsabilidad del depositario (la entidad que guarde los activos) son claros y uniformes en toda la UE.

La propuesta cubre tres ámbitos: definición precisa de las tareas y responsabilidades de todos los depositarios; normas claras sobre la remuneración de los gestores; y un planteamiento común sobre las sanciones.

Documentación:

En su página web, la Unión Europea tiene disponible, en inglés, los siquientes textos:

- Texto de la propuesta de IMD II (versión provisional).

- Valoración de impacto.

- Preguntas frecuentes.

COMPARTIR