El sindicato se muestra contrario a incorporar al Convenio el 10% de distribución irregular de la jornada anual que la Reforma Laboral pone a disposición de las empresas. “Desde el inicio de las negociaciones, en Comfia-CCOO hemos mantenido el criterio de que el Convenio actual permite un amplio abanico de posibilidades para adaptar los horarios de trabajo en cada empresa y así se ha venido haciendo hasta ahora sin generar grandes conflictos”, explica en su comunicado. “No nos gustaría que las empresas pudieran hacer un uso perverso de ese 10% de distribución irregular de la jornada”, se añade.

El sindicato también se posiciona contra los planteamientos de UNESPA sobre la ultra-actividad del Convenio, aplicando en este tema también la reforma laboral. “Nunca se había puesto sobre la Mesa ningún problema en cuanto al mantenimiento de la vigencia del Convenio tras la fecha de su vencimiento. Para Comfia-CCOO se trata de un debate artificial”. Y se argumenta: “El límite de un año de ultra-actividad que ha incorporado la legislación solo es posible en defecto de acuerdo y nosotros ya lo teníamos resuelto en el Convenio”.

En la reunión del Grupo de Trabajo sí se ha consensuado un redactado en materia de inaplicación salarial. La próxima reunión será 27 de febrero, donde se celebrará un Plenario de Mesa y se fijarán las posiciones de las partes tras las reuniones de Grupo de Trabajo que se han venido manteniendo.