Esta decisión llevará a que cerca de 238.000 afiliados de estas aseguradoras a que tengan que buscar, en estos cuatro meses una nueva EPSS que les preste los servicios de salud, según informa ‘Portafolio’. La EPSS COLSUBSIDIO le comunicó a la Superintendencia Nacional de Salud que funcionará en la ciudad hasta el próximo 5 de noviembre, y ECOOPSOS, hará lo propio el próximo 6 de octubre.

“Esta decisión obedece, entre otras, a la insuficiencia de la Unidad de Pago por Capitación (UPC) y al costo que implica la unificación del POS, lo cual ha llevado a unos resultados inviables, que lamentablemente no nos permiten continuar con este sistema de aseguramiento en Bogotá”, dijo COLSUBSIDIO en un comunicado.
Según se comunicó a la Secretaría de Salud, con la nivelación del POS, COLSUBSIDIO podría llegar a perder mensualmente alrededor de 3.452 millones de pesos (1,9 millones de dólares). A esto se le sumarían restituciones negativas que han tenido por cerca de 4.320 millones (2,4 millones de dólares).

El secretario Distrital de Salud, Guillermo Alfonso Jaramillo, explicó que esa decisión tiene un grave impacto para Bogotá. “Estamos muy preocupados porque se están retirando las EPSS que eran buenas”, expresó Jaramillo. Los usuarios afectados podrán trasladarse a una de las seis EPSS que continúan operando en Bogotá, pero, según Jaramillo, en realidad, ellos solo tendrían la opción de escoger entre dos aseguradoras del subsidiado: UNICAJAS y CAPITAL SALUD. El funcionario aclaró que no “es que tengamos interés en que se afilien a CAPITAL SALUD -que es la EPS del Distrito–, como se ha dicho. Es que esta EPS y UNICAJAS son las únicas que pueden recibir, sin problemas, las transferencias de usuarios”.

COMPARTIR