Estos datos de optimismo contrastan con los de los encuestados españoles. Sólo el 20% cree que su situación mejorará después de un año, frente a un 23% de pesimista que considera que su situación irá a peor. Por el contrario, sólo el 8% de los cuestionados mexicanos consideran que su evolución económica será negativa.

MENOS SEGUROS Y MÁS VULNERABLES

El informe mide también dónde están las preocupaciones más importantes. Así, para un 49% de los encuestados lo que más preocupa es el coste del día a día y el desempleo. Destaca también la disminución del nivel de ingresos procedentes del salario (28%), seguido de tener unos ahorros insuficientes (26%) o el pago de la hipoteca (22%). Este índice de 2014 refleja el nivel de seguridad del nivel económico. Así, mientras que para colombianos (16%), mexicanos (18%) y chilenos (22%) es elevada, tan sólo el 8% de los españoles lo consideran así. España también lidera la sensación de vulnerabilidad con el 25% de los preguntados sintiéndose así, aunque con porcentajes parecidos a Gran Bretaña (22%) o Alemania (25%).

El director general para España de Genworth, Ernesto López, ha señalado que “los resultados de este año del Índice Genworth muestran que en España hemos mejorado sutilmente respecto a la edición anterior; hemos escalado dos posiciones en la lista de países del Índice. En comparación con Europa, detectamos que estamos en sintonía con los resultados de Gran Bretaña o Alemania, sin embargo se revela una diferencia sustancial con Latinoamérica, donde en general, tal y como muestra el estudio, el nivel de optimismo respecto a la evolución de su situación económica es muy superior que en España o el resto de países europeos”, concluye.