"En estos casos de incertidumbre colectiva somos los profesionales del sector riesgo los que debemos tomar la iniciativa y guiar a los damnificados sobre el proceso de reclamación y restauración de los daños", ha declarado José Antonio Buzón, CEO de la correduría, añadiendo que "como empresa concienciada con nuestra vocación de prestar servicio de calidad en el momento necesario, asumimos que es nuestro deber con el entorno social".

La correduría, con sede principal en la localidad gaditana de Sanlúcar de Barrameda, ofrece además una serie de recomendaciones a seguir por los perjudicados por inundaciones.