La aseguradora detalla que los propietarios están dispuestos a alquilar su vivienda siempre que cuenten con la suficiente seguridad de que el inquilino pagará las rentas mensuales.

En este sentido, remarca que los dueños de pisos que alquilan sus inmuebles exigen cada vez más garantías de solvencia a los inquilinos para intentar minimizar el riesgo de impagos ante un posible cambio en su situación económica, al tiempo que buscan maneras de alquilar su piso teniéndolo todo bajo control.

Ante esta situación, la entidad aboga por tener contratado un seguro de Alquiler que pueda hacerse cargo de la situación de impago y de las gestiones para que el piso vuelva a manos del propietario, En los casos de conflicto entre el arrendador y el arrendatario, la compañía recuerda en el 70% de los casos la situación se acaba resolviendo mediante un acuerdo amistoso y sin necesidad de ir a juicio. En el caso de los archivados en vía judicial, un 95% favorables para el cliente de la aseguradora.

El tiempo medio de resolución de un conflicto de alquiler por vía amistosa es de 54 días, mientras que por vía judicial aumenta hasta una media de 617 días.

COMPARTIR