Alimentación, transporte, educación, hipotecas, ropa y calzado o consumo del hogar son algunas de las principales partidas a los que los españoles destinan sus ahorros. Es más, según un reciente estudio de Percentil.com, el regreso a las aulas costará entre 200 y 400 euros por niño a las familias con hijos.

Así, entre las claves que pueden ayudar al ahorro se mencionan: realizar unos presupuesto de ingresos y gastos familiares para conocer bien los ingresos con el que contamos de manera puntual y determinar por orden de importancia las partidas más urgentes; huir de las compras compulsivas; barajar entre las alternativas el pago a largo plazo; ahorrar en los hábitos cotidianos y barajar mejores tarifas o promociones en septiembre, mes que puede ser un buen momento para valorar nuevas ofertas; y proponerse propósitos sanos y saludables como dejar de fumar, consumir menos alcohol o apostar por caminar más.