Edwin GranadosEdwin Granados: “Debemos ser diligentes como premisa del éxito personal”

La ciudad de México ha sido el escenario escogido para la celebración del segundo Congreso Panamericano sobre Delitos y Fraudes en Seguros (COPADES), que inauguró Edwin Granados con la ponencia ‘El Intermediario de Seguros, y su responsabilidad social frente al riesgo del fraude, el LA-FT con ocasión de los Seguros Comerciales’. En ella destacó la importancia de “ser diligentes como premisa del éxito personal” y se refirió al verdadero riesgo como “aquello que no se ha visto porque permanece oculto; aquello que no se ha querido ver y aquello que se ha subestimado o no se ha creído”.

Según indicó, la regulación internacional sobre prevención y detección  del LA-FT (Lavado de Activos y de la Financiación del Terrorismo) no ha dejado fuera el ámbito de los seguros, que tiene particularidades que le distinguen, siendo necesario examinar sus principales características a fin de ser efectivos en los procesos de control, identificación e investigación en casos sospechosos de LA-FT.

En este contexto, recordó que, a raíz de las recomendaciones del Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI), la International Association of Insurance Supervisors (IAIS) consideró necesario contar con pautas específicas para el sector de los seguros y sus entidades supervisoras, y emitió algunos principios básicos de seguros, entre los que destacan los relacionados con el control y gestión del fraude, así como del lavado de dinero y el financiamiento al terrorismo.

Estos principios, según expuso, están dirigidos tanto a los intermediarios como a los consumidores, debiendo la autoridad supervisora establecer unos criterios en torno a la conducta de los intermediarios, de manera que se proteja a los consumidores y se promueva la confianza en los mercados aseguradores. “Por esta razón -destacó Granados-, los intermediarios deben ser directa o indirectamente supervisados, pues son quienes eventualmente pueden generar el riesgo de fraude y lavado cuando asumen riesgos objeto de seguro para las compañías”.

Dado que el fraude en seguros resulta en daños financieros y a la reputación, además de conllevar costes económicos y sociales, manifestó que la autoridad supervisora requiere que aseguradoras e intermediarios tomen las medidas necesarias para prevenir, detectar y remediar los fraudes de seguros. A continuación, definió, desde la perspectiva criminológica, la conceptualización del fraude y explicó  sus tipos (circunstancial y doloso).

Granados finalizó recordando las características del contrato de seguros, al que definió como “un instrumento legal y comercial, integral”, y refiriéndose a la compañía aseguradora como “la responsable final por las indemnizaciones y ante las normas anti lavado”. Además, estas “deben establecer mecanismos de control que minimicen el impacto por los intermediarios desleales”, dijo. En este sentido, señaló sobre la actividad de intermediación, que es inherente a los seguros y a la gestión de las compañías aseguradoras y el intermediario de Seguros tiene, por su parte, una responsabilidad ética en su gestión de intermediación y colocación de pólizas que no se puede ni debe sustraerse de ello. Como conclusión final, aseveró que “compañías de seguros e intermediarios somos un solo equipo”.

Raquel GuillotRaquel Guillot: “El fraude oculto, problema común a todas las entidades”

“Los fraudes en las aseguradoras crecen y son difíciles de detectar porque no existe un monitoreo adecuado de estos”. Así lo consideró Raquel Guillot, experta en el área de Fraudes de SAS, compañía de soluciones analíticas para las empresas financieras, durante su ponencia ‘Tendencias para prevenir y combatir el fraude’.

Ante este problema que afecta a las empresas, señaló que las aseguradoras deben revisar los procesos de suscripción de pólizas y reclamación, ya que es donde intervienen más personas y se pueden gestar estafas. Así, puso como ejemplo que en las reclamaciones de algunos segmentos, como autos, salud o gastos médicos, participan los suscriptores de las pólizas, el ajustador, algún abogado y doctores, quienes son poco monitoreados y que conocen los procesos internos de las aseguradoras.

Según la especialista, es importante que las empresas definan una política de prevención del fraude mediante el establecimiento de un área anti fraude, el análisis de procesos y datos o la inversión en tecnología, por ejemplo, y se pongan en marcha sistemas de prevención de estafas, como la elaboración de listas negras de clientes, la revisión manual de documentos y de procesos internos,…, que fomenten un mayor ahorro mediante la detección de estos delitos.

Como remarcó, los casos que se detectan en una aseguradora sin un sistema automatizado son un porcentaje mínimo respecto del total del fraude. Esto, teniendo en cuenta además que la mayor parte de los casos de fraude está oculto entre las reclamaciones pagadas. Por ello, reiteró la importancia de concienciar a toda la organización en la estrategia de gestión del fraude.

En este sentido, dio a conocer los datos de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros en 2011, ejercicio en el que las empresas ahorraron 100 millones de pesos (5,7 millones de dólares) por la detección de fraudes.

De acuerdo a una encuesta realizada por su firma entre empresas del sector financiero, el 54% de las instituciones coincide en que los fraudes están en aumento y un 46% opinó que el crecimiento en las estafas se realiza por bandas organizadas, tema que nos refiere mucho a las leyes anti lavado. El 20% de las compañías confirmó que no utiliza procesos de detección de fraudes, por un 80% de las empresas que respondió que utiliza algunas estrategias de prevención.

Mario CrosswellMario Crosswell: “La venta de seguros por Internet es otro elemento facilitador de fraudes

Mario Crosswell, director general de la Oficina Coordinadora de Riesgos Asegurados (OCRA), puso de manifiesto la vulnerabilidad de las compañías de seguros a los delitos de fraude debido a la carencia de sistemas de análisis de prevención de estas acciones.

Según informó, los Estados donde se comenten más fraudes contra las compañías de seguros son los que se ubican en el norte del país, como Sinaloa, Tamaulipas y San Luis Potosí, y resaltó que en los últimos cinco años se ha detectado un crecimiento de 10% en fraudes principalmente en los ramos de autos y gastos médicos, y que en la mayor parte de los casos están involucrados los agentes.

Esta cifra, sin embargo, “es realmente mayor, pues no siempre se denuncian los casos de fraude ya que la mayoría de las veces la aseguradora simplemente evita el pago, por lo que hay una carencia a la hora de detectarse el fraude y cómo cuantificarlo. Acá podemos pensar en la cifra negra de la criminología en materia de seguros, asunto por supuesto que nos pondría ante números que podrían sorprendernos sobremanera”.

Además, hizo hincapié en que “la venta de seguros por Internet también es otro elemento facilitador de fraudes, debido a que se puede estar asegurando un vehículo que ya presentó algún siniestro y se reclamará como reciente”.

Rafiel Elisa VasquezRafiel Elisa Vasquez:Estamos trabajando en la creación de una plataforma de datos cruzados entre algunas aseguradoras”

Rafiel Elisa Vasquez, gerente legal de MAPFRE BHD, habló sobre las eventualidades y posibilidades de fraude en la Responsabilidad Civil, desde el punto de vista contractual y extracontractual, con el foco en el seguro de Autos dentro del Ordenamiento Jurídico Dominicano. En este sentido, enumeró los elementos que incitan al fraude y los mecanismos y composición del mismo para lo que se apoyó en un caso práctico.

En República Dominicana, explicó, “la Responsabilidad Civil extracontractual relacionada al fenómeno del Riesgo del Fraude representa un tema de suma importancia al encontrarse en una fase de desarrollo preponderante, después de años de inicios. No obstante esto, estamos trabajando actualmente, además de en el Perfeccionamiento del Centro de Asistencia al Automovilista, en la creación de una plataforma de datos cruzados entre algunas aseguradoras, que generaran alertas de pago realizados por terceros ya indemnizados por accidentes de tránsito, entre otras”.

Muna D BuchahinMuna D. Buchahin: “Los recursos para hacer frente al fraude son la auditoría interna, el control, un programa de integridad y la unidad antifraude”

‘La Cultura antifraude en las organizaciones’ fue el tema que desarrolló la vicepresidenta de la Asociación de Examinadores de Fraude Certificados (ACFE)-Capítulo México, Muna D. Buchahin, que presentó el papel de la asociación, sus objetivos y la Certificación Internacional de Examinador de Fraudes Certificado que otorga para proceder a detallar el frente común que hay abierto con las tendencias del fraude, las mejores prácticas globales, ya que “si una organización aplica las mejores prácticas globales estará mejor preparada para prevenir, detectar y reducir la comisión de fraudes y actos corruptos; y  la implementación de la cultura antifraude”.

Asimismo, aportó datos, como los casos de corrupción existentes según las diferentes industrias, el concepto de fraude y lo que este implica, a través de ejemplos.

Según confirmó una encuesta realizada por la asociación, “los participantes estimaron que la organización típica pierde un 5% de sus ingresos anuales ante el fraude. Esta cifra se traduce en una pérdida potencial proyectada superior a los 3.5 billones (millones de millones) de dólares (USD 3.5. trillones). La pérdida media causada por los casos de fraude ocupacional en nuestro estudio fue de USD 140.000. Más de una quinta parte de estos casos provocaron pérdidas de al menos USD 1 millón”.

Las mejores prácticas requieren: perfiles y aptitudes, control interno, evaluación de riesgos de corrupción y fraude, mecanismos para reportar fraudes, revisiones con enfoque forense, capacitación y educación continua, estimular las competencias laborales, segregación de funciones, diseño de política y programa antifraude, seguridad en los Sistemas de Información, pruebas de confianza y antecedentes laborales, Tone at the Top; y comunicación.

A su juicio, “los recursos para hacer frente al fraude son la auditoría interna, el control, un programa de integridad y la unidad antifraude”.

Rosa María MoralesRosa María Morales: “Es muy importante integrar la documentación completa de cada cliente”

En el segundo día del congreso, Rosa María Morales, directora Centro América de QUÁLITAS COMPAÑÍA DE SEGUROS, explicó los antecedentes del marco normativo, recordando que, “a nivel global, las entidades que se dedican a la prevención del fraude son GAFIC (Grupo de Acción Financiera del Caribe), The Egmont Group, GAFI (Grupo de Acción Financiera), OEA/CICAD (Organización de los Estados Americanos / Comisión Interamericana para el Control del Abuso de Drogas y el Departamento del Tesoro de Estados Unidos, mientras que cada país tiene, por su parte, un ministerio público o Fiscalía General de La República y Procuraduría General (en cada país se aplica con diversos nombres), una Unidad de Investigación Financiera (Prevención Lavado), la Superintendencias del Sistema Financiero, Seguros etc., y sujetos obligados establecidos en cada legislación”.

También expuso algunas de las medidas adoptadas para hacer frente al fraude, así como los avances obtenidos en la región en este ámbito, incluyendo un ranking por países en cuanto al nivel de vulnerabilidad existente. Según mencionó, “las pérdidas directas del desfalco y los rumores internos dentro de la propia empresa se rigen como los principales factores de preocupación de las aseguradoras, aunque también existen otras pérdidas indirectas, como los honorarios de los investigadores, las costas de los juicios, los cargos por peritajes internos, demandas judiciales, un clima laboral inadecuado y la imagen de la empresa”.

En cuanto a las medidas de control interno y su impacto en las reservas hizo referencia al rol que juegan la suscripción, “como por ejemplo la importancia de integrar la documentación completa de cada cliente, al que hay que conocer bien; los ajustadores y los talleres”. Sobre el papel del primero, subrayó la importancia de “integrar la documentación completa de cada cliente, ya que hay que conocerlos bien; inspeccionar bien los vehículos; validar su situación”.

BritoAlonso J. Brito Sánchez: “Fraude, corrupción y lavado de dinero están conectados”

El presidente y fundador de A J BRITO CONSULTORES Y ASOCIADOS, el asesor y consultor Alonso J. Brito Sánchez, abordó ‘la debida diligencia para la prevención del fraude, corrupción y lavado de dinero en empresas de seguros’. En su intervención habló de la realidad de los delitos y los riesgos en el sector asegurador, así como las variables que incrementan los riesgos en esta industria y abordó los interrogantes, respuestas, tendencias y consecuencias de no administrar el riesgo del LD/FT, Fraude y Corrupción en el sector Seguros.

Según señaló, “fraude, corrupción y lavado de dinero están conectados, de manera que conforman el triángulo de delitos en el sector y afectan a la empresa de seguros, con una notable incidencia en la siniestralidad”.

En su opinión, las aseguradoras son atractivas para los legitimadores de capitales por su profundidad, complejidad y naturaleza distinta del negocio, “es decir, por el gran número de asegurados y personal de fuerza de ventas que tienen, la gran cantidad de ramos y productos que ofrecen y su notable influencia en la gestión de empresas; porque, dados los riesgos que asumen, consideran en muchas ocasiones que los negocios de seguros son mercados ciegos; por la diversidad de participantes que hay en este mercado; y la despersonalización de los negocios”.

A pesar de todas las medidas puestas en marcha para la correcta administración del Riesgo de Fraude, Corrupción, Lavado de Dinero y Financiamiento al Terrorismo en el sector Seguros “hay un largo camino que no se inicia ni se termina con la resolución del caso”, manifestó.

Tras proporcionar una definición de fraude, explicó los tipos que existen, que clasificó en circunstancial o eventual y doloso, así como sus elementos, y argumentó que hay que abordar los desafíos relacionados con el Fraude, la Corrupción y el Lavado de Dinero a través de un programa integral y dinámico que administre el riesgo a través de una serie de pasos (evaluación/identificación de los riesgos, creación/diseño de un programa de prevención integral, la implementación de políticas preventivas, crear y operar controles, la documentación exigida por las normas, el monitoreo y la revisión y reporte).

Finalizó mencionando que “para la gestión se requiere organización, infraestructura, reglas y una gestión coordinada”,  advirtiendo que “hay que tener cuidado con el pago de las primas por terceros; las anulaciones anticipadas de las pólizas sin motivo aparente; los cambios de beneficiarios; los asegurados, tomadores, contratantes; así como las asociaciones sin fines de lucro en general; así como con la ignorancia o ceguera intencional”.

Lucia RassiasLucía Rassias: “Seguros es un sector de muy baja probabilidad para Blanquear Capitales”

La abogada y consultora de Riesgo de EY- Panamá, Lucía Rassias, se centró en la ‘Importancia de las Señales de Alerta y la Formación del Oficial de Cumplimiento en Materia de Prevención’, presentación dirigida  especialmente al personal involucrado con procesos y controles internos en instituciones de seguros, los cuales realizan asignaciones directa o indirectamente ligadas a la administración integral de riesgos de BC/FT (Blanqueo de Capitales/Financiación del Terrorismo).

Rassias explicó en qué cosiste el riesgo de blanqueo de capitales para pasar a detallar los tipos de riesgos relacionados al BC (riesgo de reputación, riesgo operacional, riesgo legal y riesgo de personas), los modelos de las tres líneas de defensa COSO (Committee of Sponsoring Organizations), las fuentes de identificación de eventos, los perfiles operacionales y de comportamiento y los modelos de gestión del riesgo de BC/FT. Sobre el futuro de la prevención del BC/FT, se refirió a la tecnología, el data y el equipo de trabajo como los elementos clave del éxito.

También se refirió a las mejores prácticas y áreas de atención recomendadas por la Asociación Internacional de Supervisores de Seguros (IAIS) y manifestó la importancia de “tener en cuenta las señales de alerta en Seguros, especialmente las relacionadas con el comportamiento del cliente y las relacionadas con las operaciones”.

En su intervención comentó que “Seguros es un sector de muy baja probabilidad para Blanquear Capitales, aunque sí existen dos principales manera de hacerlo, que son cuando se produce la emisión de pólizas y su inmediata cancelación y mediante las pólizas de vida que contienen un componente de ahorro”. Además, resaltó que “las personas que desean lavar activos o financiar actos terroristas buscan hacerlo mediante el intermediario, lo que hace que esta figura conlleve riesgos asociados, de ahí la importancia de que éste conozca bien al cliente y analice adecuadamente la información que le aporta, entre otros factores que le ayuden en su programa de cumplimiento”.

Concluyó dejando claro que “las organizaciones deben lograr mantener un balance entre el coste de implementación y el objetivo que busca la regulación; saber diferenciar entre requerimiento y expectativa, tanto del regulador como de partes interesadas; conectar de forma eficiente y efectiva las metodologías y prácticas corporativas de gestión del riesgo frente a la gestión de los riesgos  PBC/FT que ejecuta la unidad de cumplimiento; analizar el nivel de automatización para gestión de transacciones y clientes; moverse hacia Indicadores de Cumplimiento Clave; seguir invirtiendo en el capital humano; y someter a prueba independiente el modelo de riesgos PBC/FT (evaluaciones independientes)”.

Teodoro Briseno MaldonadoTeodoro Briseño Maldonado: “el ciber crimen y el ciber espionaje son un negocio completamente rentable”

Teodoro Briseño Maldonado, director del Área de Prevención de Lavado de Dinero y Financiamiento al Terrorismo de TMSourcing, aportó la cifra total que se habría lavado principalmente en el sector financiero mexicano, “la cual, en los 2 últimos años, ascendía a unos 754.000 millones de pesos (43.620 millones de dólares), mientras que en Argentina, el Banco Central estipulaba que se lavan alrededor de 50.000 millones de pesos (3.417 millones de dólares) anuales, cifra equivalente a casi el doble de las reservas del Banco Central y que representa el 10% del PBI del país”. Por su parte, la Federación Latinoamericana de Bancos confirmaba que el lavado de dinero en el mundo es de 320.000 millones de dólares, de los cuales 150.000 millones corresponden a América Latina.

Actualmente, afirmó, “el ciber crimen y el ciber espionaje son actualmente un negocio completamente rentable, hasta el punto que dichas actividades generan entre 300.000 y 500.000 millones de dólares al año en el mundo. Este tipo de delitos son considerados tan rentables para la delincuencia organizada como la piratería y el tráfico de drogas”.

Oscar RosaÓscar Rosa: “Los detectives son una importante herramienta antifraude ya que ayudan a prevenir y detectar”

Óscar Rosa, CEO de Detectys, introdujo su intervención aportando algunos datos a tener en cuenta, como los presentados recientemente por AXA en España, de su III Mapa del Fraude en Seguros en el mercado español, del que se extrae que “el principal perjudicado es el asegurado ya que es quien finalmente enfrenta una subida de las primas por el incremento de los siniestros derivados del fraude”.

Así, comentó el papel que como detectives privados realizan para detectar el fraude y la metodología utilizada; de este modo “para las compañías de seguros, son una importante herramienta antifraude ya que ayudan a prevenir y detectar”.

Fernando Macias JassoFernando Macías Jasso: “El sector debe apostar por Programas Antifraudes pues están llenos de ventajas”

El socio de Deloitte, Fernando Macías Jasso, habló sobre ‘Diagnóstico de Riesgos de Control Interno y Vulnerabilidades de Fraude, como mecanismos para el diseño de Programas Antifraudes en el sector Seguros’. En su ponencia, enumeró algunos de los argumentos por los que es necesario adoptar un Programa Anti-Fraude y sus ventajas, como el aumento de los incidentes y escándalos de fraude, corrupción y lavado de dinero, el alto impacto financiero de los mismos para las empresas, así como el daño a su reputación y marca, la creciente sofisticación criminal o las regulaciones más estrictas, entre otros.

Así, indicó que “la alta dirección, los integrantes de la administración, el equipo de Auditoría Interna, los Órganos de Gobierno Corporativo, los Auditores Externos o los asesores externos juegan un papel muy importante para promover un ambiente de negocios libre de corrupción, fraude y otras conductas inapropiadas y adoptar un Programa Anti-Fraude, una cultura antifraude”. Este Programa, resaltó, “ayudará a promover un ambiente de negocios libre de fraude, corrupción, lavado de dinero y otras actividades inapropiadas e ilícitas; servirá para hacer frente a los delitos cibernéticos, redes criminales, y la rápida transformación de los sistemas de pago; evaluar y gestionar los riesgos de fraude, corrupción, soborno, robo, lavado de dinero, etc.); proveer capacitación imprescindible a los empleados (Anti Fraude, Anti Corrupción, Anti Lavado de Dinero, etc.); procurar y hacer que las empresas y los individuos que nos venden bienes y servicios también cumplan con las regulaciones aplicables; y gestionar el riesgo que se deriva de las relaciones con terceros”.

A su juicio, “el Consejo de Administración, Comité de Auditoría y Comité de Ética son los responsables de la supervisión del Programa; mientras que los equipos de auditoría interna, asesores, consultores y auditores externos son los responsables de su ejecución; los empleados de la empresa tienen la responsabilidad de cumplimiento; existe la responsabilidad solidaria de los terceros con los que la empresa tiene relación de negocios”.

Macías mencionó los requisitos necesarios para implementar un enfoque centralizado que conecte cada una de las acciones dentro de un enfoque integral efectivo a nivel organizacional y recalcó la importancia de diseñar una estrategia integral y un plan de acción para protegerse de las distintas manifestaciones de los Delitos Financieros y los pasos necesarios para realizar un diagnóstico de los riesgos.

Finalmente, señaló que “los Programas y Controles Anti-Fraude se caracterizan por su cumplimiento (actuar de acuerdo con las autoridades reguladoras y cumplir con los requerimientos regulatorios en materia de Delitos Financieros), prevención y detección (reducir incidentes de delitos financieros), la Investigación y remediación (Evaluar, atender e investigar las denuncias de Delitos Financieros), y el Monitoreo y Prueba”.