El programa ofrecerá préstamos de bajo interés a aseguradoras privadas como incentivo para hacerse cargo de las pólizas de la aseguradora estatal, la cual tiene más de 1,4 millones de clientes en Florida y está tratando de reducir su riesgo, en caso de que un huracán de grandes proporciones golpee el estado.

Todos los ciudadanos de Florida con cualquier tipo de seguro enfrentarían evaluaciones especiales si CITIZENS no tiene suficiente dinero para pagar las reclamaciones en caso de darse una tormenta. El presidente de la firma, Barry Gilway, confirmó que el programa de préstamo removería más de 1.200 millones en evaluaciones de riesgo.