Por su parte, el beneficio operativo experimentó un alza del 3,5% en este periodo, hasta situarse en 530 millones de dólares (395 millones de euros), o 1,96 dólares por acción (1,78 dólares por acción en el segundo trimestre de 2013), lo que representa un crecimiento por acción del 10% sobre los resultados del segundo trimestre del año anterior.

En su comunicado, CIGNA argumenta que estas cifras se han logrado gracias a un crecimiento de la facturación, una disciplinada gestión de gastos y una continua gestión de los costes médicos. En palabras de David M. Cordani, presidente y consejero delegado de CIGNA CORPORATION: “Gracias a nuestro compromiso con la innovación y las capacidades con las que contamos y que nos diferencian, conseguimos, dentro de un mercado dinámico, un crecimiento sostenido. Nuestra política de Customer Centricity y una cartera diversificada nos permiten crecer a largo plazo”.

La perspectiva de la compañía para todo el año es alcanzar un resultado del beneficio operativo de entre 1.940 a 2.000 millones de dólares (de 1.444 a 1.489 millones de euros) o entre 7,20 o 7,40 dólares por acción (entre 5,3 o 5,5 euros). Esta perspectiva excluye los efectos potenciales de un futuro despliegue de capital.

En cuanto a los resultados del semestre, el total de ingresos hasta junio se situó en 17.229 millones (12.865 millones de euros), lo que supone un alza del 6,6% interanual, correspondiendo 15.374 millones (+6,13%) a las primas y comisiones. Por su parte, el beneficio para este periodo alcanzó los 1.031 millones (769 millones de euros), im 2,2 más.