Esta bandera fue tomada del barco Star of America el 11 de septiembre de 2001. El barco, atracado en el World Financial Center, pertenecía a Shirley Dreifus y a su marido Sapiros E. Kopelakis y contaban con CHUBB como asegurador. La bandera, que fue vista en todo el mundo gracias a la famosa foto de Thomas E. Franklin, se perdió después del 11-S. Cuando se recuperó la bandera, la aseguradora pasó a ser la propietaria y ha decidido donarla al museo.

“El alzamiento de esta bandera fue un gran símbolo de esperanza, fuerza y resistencia en uno de los momentos más difíciles de la historia de esta nación. Esta bandera nos recordará el espíritu de nuestros héroes y la determinación de una gran ciudad y una gran nación”, afirma Evan Greenberg, presidente de CHUBB.