El impacto de las catástrofes en el segundo trimestre se situó en 237 millones de dólares antes de impuestos, estando relacionadas dichas pérdidas por catástrofes durante el trimestre principalmente con varias tormentas severas en el centro de Estados Unidos y las tormentas y las inundaciones en el sur de Alberta, Canadá. En el segundo trimestre de 2012, el impacto de las catástrofes fue de 223 millones antes de impuestos. Con ello, en el segundo trimestre el ratio combinado mejoró del 93.8% al 88.8% interanual.

En el primer semestre, el beneficio neto aumentó un 31,9% respecto al mismo período del año pasado, hasta 1.235 millones, con un incremento de las primas emitidas netas del 2%, hasta los 6.160 millones. Por su parte, el ratio combinado en este periodo fue del 86,7% en comparación con el 92% de 2012.

“CHUBB ha tenido unos excelentes resultados en el segundo trimestre de 2013”, ratificó su presidente y CEO, John D. Finnegan. “Generamos unos ingresos de explotación de 1,77 dólares por acción y unos ingresos netos de 2,21 dólares por acción, las cuales fueron de las más altas de cualquier trimestre en la historia de CHUBB. Estos resultados se lograron a pesar del efecto adverso de 0,59 dólares por acción de pérdidas por catástrofes. Nuestro ratio combinado, excluyendo catástrofes, fue un destacado 80,9%, lo que refleja una vez más el impacto de las tasas más altas y un fuerte desempeño técnico subyacente. Seguimos estando alentados por los aumentos de los precios de renovación que trataremos de seguir obteniendo en todas nuestras unidades de negocio”, concluyó.