Estados Unidos sigue siendo el mayor mercado en términos de activos de pensiones, seguido de Reino Unido y Japón; juntos, estos tres mercados representan el 77% del volumen total de activos. No obstante, Holanda es el país con mayor volumen de activos en fondos de pensiones en proporción con su PIB (un 168%), seguido de Australia (126%), Suiza (123%), y Estados Unidos (121%).

En el caso de los países de América Latina analizados, los activos de las pensiones suponen en la actualidad el 14,2% del PIB brasileño; el 73% del PIB de Chile; y 14,5% del PIB de México. La media mundial se estima en cerca del 62%.

El informe muestra que los activos de los fondos de pensiones globales han crecido una media anual del 3,8% (en dólares) durante los últimos cinco años, habiéndose producido el mayor crecimiento en China (20,3%) y el menor, en Japón (-5,4%). En este punto, destaca el crecimiento experimentado por el mercado chileno, que supera la media mundial de los últimos cinco años, con un alza del patrimonio del 4,8% de media. Es más, el promedio para la última década fija en el 3,4% el aumento de los activos, porcentaje que supera ampliamente la evolución del mercado chileno, con un alza medio en estos 10 ejercicios del 6,8% anual.

También México y Brasil crecen más que la media mundial este periodo, con una subida media anual del 4,8% y el 3,6%, respectivamente, en comparación al 3,4% de promedio global.

El volumen de activos de los planes de pensiones de aportación definida continua superando al de los de prestación definida

El análisis muestra que el volumen de activos de los planes de pensiones de aportación definida continua superando al de los de prestación definida, representando actualmente más del 48% de los activos de fondos de pensiones globales, en comparación con el 41% de 2006. El crecimiento de los activos de aportación definida durante la última década ha sido del 5,6%, frente al 2,6% de incremento en los de prestación definida.

El estudio también ha detectado una caída en las asignaciones a la renta variable y fija durante los últimos veinte años, que se compensa con un incremento de las asignaciones a activos alternativos.

Globalización de las carteras

El estudio también confirma la continuidad de la tendencia hacia la globalización tal y como indica la reducción del sesgo local con una caída media del peso de la renta variable nacional en las carteras de fondos de pensiones del 69% en 1998 al 43% en 2016. De los mercados analizados, Suiza, Canadá y Reino Unido tienen el porcentaje de asignación más baja en renta variable doméstica, mientras que los fondos estadounidenses fueron los más expuestos a la renta variable americana.

“La gestión del riesgo continúa siendo el punto esencial en todos los fondos de pensiones globales. La estrategia principal para ello es la mayor diversificación. Un número mayor de fondos está utilizando técnicas de cobertura de riesgos para mitigar el efecto de un posible comportamiento adverso del mercado. Estas tendencias continuarán debido a los eventos geopolíticos y la incertidumbre existente en todas las regiones. La clave para el éxito estará en confrontar los riesgos globales, regionales y locales, permanecer a la vanguardia en lo relativo a cambios regulatorios y mejorar la gobernanza”, señala David Cienfuegos, director de Inversiones de Willis Towers Watson España.

COMPARTIR