Durante junio, la firma detectó 2.420 familias de malware únicas que atacaron a redes corporativas, un 61% más que en enero de 2016 y un 21% más desde abril.

“El significativo y constante incremento en el número de familias activas de malware atacando a redes corporativas durante la primera mitad de 2016 pone de relieve los altos niveles de amenazas a los que las empresas se enfrentan”, explica Nathan Schuchami, jefe de prevención de amenazas de la empresa.