Según su director comercial & Marketing, Mikel Landa, “la ampliación de nuestras oficinas, además de ser una medida necesaria para acompañar adecuadamente nuestro actual crecimiento, es una muestra clara de la confianza del grupo europeo CBP en el desarrollo de nuestra actividad en el mercado ibérico”. 

CPB, se informa, presta en la actualidad servicio a 2,7 millones de clientes en Europa y gestiona negocios de Protección de Pagos y Vida Riesgo por valor de 780 millones de euros en primas anuales. Durante el primer semestre de 2016 ha crecido un 68%. La filial española se creó en 2008 y cuenta con oficinas en Madrid y Barcelona, así como una representación en Lisboa.